Tulipán: todo lo que hay que saber

El tulipán es una hermosa flor de la familia de las liliáceas. Es conocida y apreciada por su intenso y dulce aroma. Las flores del Tulipán pueden tomar diferentes tonalidades, a diferencia de las hojas que son de un característico verde extremadamente intenso. Según la variedad, puede tener diferentes tamaños. Sin embargo el tamaño máximo que puede alcanzar es de unos treinta centímetros, y apenas sobrepasa.

la flor del tulipan

El tulipán puede ser multiplicado por la siembra o por los bulbos. En el primer caso, hay que recoger las semillas del fruto y dejarlas secar, enterrándolas en un suelo rico: la germinación no se produce antes de seis años. En el segundo caso, los bulbos deben ser almacenados en un lugar fresco y seco hasta que sean plantados.

Nombre científico

Tulipán spp.

Medio Ambiente

El Tulipán tiene orígenes orientales, sin embargo es muy conocido en Europa gracias al cultivo holandés. Prefiere sobre todo los suelos básicos en lugar de los arcillosos, que están bien drenados y nunca demasiado húmedos.

Si el tulipán se planta en macetas, se puede añadir una fina capa de arcilla para dar al suelo una mayor capacidad de drenaje. Es importante no utilizar un sustrato demasiado duro y compacto, o donde haya una alta concentración de turba, ya que la flor se vería considerablemente afectada.

Temperatura

Al tulipán le encantan los lugares particularmente cálidos y soleados, sin embargo, en caso de días excesivamente calurosos, es mejor no exponerlo a la luz directa del sol, ya que las hojas podrían quemarse aunque sean muy resistentes. Se recomienda no colocarlo en zonas de fuerte corriente, ya que teme fuertemente al viento.

¿Te interesa?  Orquídea Brassia u Orquídea Araña

Cuidados del tulipán

El Tulipán no necesita mucha agua: se recomienda regar con cuidado y sin excederse, pero hay que tener cuidado en los periodos de sequía ¡el agua no debe faltarle!

Es necesario aumentar la frecuencia de riego durante los meses de verano, pero sin exagerar: el suelo es demasiado húmedo y los estancamientos de agua no son en absoluto apreciados por estas flores.

La fertilización del tulipán debe hacerse con un fertilizante común para plantas con flor, que se administrará regularmente ya que la planta florece durante unas cuatro semanas.

Adversidad para el tulipán

adversidades del tulipan

El Tulipán no es inmune a la amenaza de enfermedades y parásitos: peligrosos son los caracoles, ratones e insectos terrestres, que tienden a arruinar los pétalos y hojas de la planta. Frecuente es la presencia de hongos y moho, que pueden llevar al Tulipán a la muerte.

Los insecticidas comunes pueden utilizarse para derrotar a los parásitos, mientras que para los ratones de campo deben utilizarse trampas especiales.

Es importante, en lo que respecta a las enfermedades, prevenirlas: se puede intervenir eficazmente mediante agentes antimicóticos y antimoho, muy útiles para prevenir la aparición de estos problemas y para preservar la planta perfectamente intacta. La prevención debe intensificarse durante el período de floración, haciendo un pequeño control semanal para verificar que no haya daños.

Vota este post

Deja un comentario

error: Content is protected !!