Tipos de orquídeas

Las orquídeas son flores hermosas, particulares, y que han tenido mucha relevancia como, por ejemplo, ser la flor nacional de Venezuela país de América del Sur, entre otros reconocimientos.

Sigue leyendo para que conozcas más de los tipos de orquídeas, cuáles son los más comunes, sus cuidados y curiosidades.

tipos de orquideas

¿Cuáles son los tipos de orquídeas más comunes?

Hoy en día es posible encontrarse con más de 30.000 clases de orquídeas repartidas por todo el mundo, siendo capaces de adaptarse a los climas más dispares para así asegurar su existencia.

Tendrán características que variarán según sus hábitats, como por ejemplo la forma de sus hojas. En los lugares cálidos y húmedos podremos encontrarnos con especies con hojas delgada, mientras que en los climas secos éstas serán más grandes y gruesas.

Por lo general, las raíces de las orquídeas suelen ser aéreas con tubérculos que les ayudan a obtener alimento, y se puede ver tanto en jardines como presenciar su crecimiento encima de otras plantas sin llegar a considerarse como parásitos.

Teniendo tanta variedad, hemos decidido presentarte las características de las clases de orquídeas más comunes, aquellas que no sólo son sencillas de diferenciar, sino también se pueden cultivar sin que necesariamente se trate de un experto en el área:

1. Phalaenopsis

También conocida como la orquídea mariposa debido a que la flor de ésta nos recuerda a una mariposa en vuelo. Es de los tipos de orquídeas más comunes, siendo la elección de la mayoría de principiantes debido a su gran resistencia y fácil cultivo.

¿Te interesa?  Clivia miniata: Una planta muy peculiar

Esta variedad puede ser encontrada en Asia, Australia y Papúa Nueva Guinea, cuenta con hojas carnosas y de color verde intenso. Por lo general crece sobre una roca o un árbol, floreciendo en primavera y verano.

Como dato curioso: las más comercializadas de ésta variedad puede florecer durante todo el año.

1.   Dendrobium

Otra de las variedades de orquídeas fáciles de cuidar, por lo que también es común encontrarse con ella. Suele crecer en muchas partes del mundo, desde Asia a algunas islas del Pacífico o Australia. También suele crecer en rocas y árboles.

Existen al menos unas 1.500 especies diferentes de Dendrobium, donde se presenta una gran variedad de colores y formas y sus aspecto y cuidados pueden variar según su tipo (si es de caña dura o blanda).

Por lo general necesitará de una ubicación con abundante luz, pero no directa ni excesiva, así como también buena humedad en el ambiente.

2.   Cymbidium

Popularmente se le conoce como la orquídea del barco, estas se usan especialmente en temas de decoración y floristerías, puesto a que posee flores tanto duraderas como fragantes.

Suele ser encontrada en la cara sur de Himalaya, por lo que una buena parte de la primavera y el verano puede pasarlo en el exterior siempre y cuando se mantenga en un rincón fresco y a la sombra.

Su floración ocurre en invierno, mientras que sus largas y verdes hojas son perennes. Sin que sea directa, necesitará de una ubicación con mucha luz. Suelen soportar temperaturas entre los 18 y los 26 grados centígrados.

3.   Cattleya

Pertenece también a los géneros de orquídeas que gozan de popularidad, siendo considerada incluso como la “reina de las orquídeas” gracias a su color, fragancia, y a que las flores cómodamente alcanzan los 20 centímetros de diámetro.

¿Te interesa?  El Geranio o Pergalonium zonale

Es una planta epifita, mitad árbol mitad flor, y se origina en la Amazonia. En sí, es una variedad que tiene muchos usos dentro de lo que es el ornamento de ramos, así como también otras decoraciones florales.

Apreciará el calor y la humedad, al igual que una buena luminosidad. Por lo general ameritan ser vaporizadas con frecuencia.

4.   Vanda

Por muchos es conocida como la orquídea de Singapur, y su crecimiento se da en el sudeste asiático. Es una de las especies de orquídea destacable por sus flores de gran tamaño y brillantes, así como los tonos variados de la misma.

Se pueden colocar en macetas colgantes, ya que su crecimiento naturalmente ocurre en suspensión en las ramas de los árboles. Esto las introduce a la familia de las orquídeas aéreas, siendo capaces de alimentarse de la humedad del ambiente.

Necesitan de mucha luz, el resto de sus cuidados son básicos. Lo que sí se debe es pulverizar agua en sus raíces con frecuencia.

5.   Cambria

Siendo contraria al resto de tipos de orquídeas, esta fue creada por el ser humano mediante el cruce de híbridos entre otras especies. No se encuentra en estado natural, pero eso no le resta belleza o delicadeza.

Como consecuencia se obtuvo una orquídea capaz e florecer en cualquier época del año, donde sus flores tendrán colores muy diversos y siendo, en general, muy sencilla de cuidar.

Como el resto de variedades, necesita de una ubicación con luz no directa y riego frecuente. Su temperatura óptima se encuentra entre los 15 y 20 grados centígrados.

¿Te interesa?  La Flor Pensamiento o Viola

6.   Oncidium

También llamada orquídea lluvia de oro debido a sus flores de un tono amarillo intenso, es una variedad originada de la zona tropical del continente americano (en países como Colombia, Brasil, México, entre otros).

Su floración tiene lugar entre otoño y la primavera, con flores que irán de las amarillas clásicas para adaptarse a colores más cálidos como es el caso del rojo o el marrón. Sus híbridos son muy resistentes, perfectos para quienes nunca han tenido una orquídea.

Para su crecimiento necesitará de mucha luz no directa, mucho riego, y temperaturas no menores a 12 o mayores de 22 grados centígrados.

¡Los tipos de orquídeas no acaban aquí!

Los tipos de orquídeas siguen con, por ejemplo, la miltonia, la odontoglossum, el paphiopedilum, que forman parte de las orchidaceae más utilizadas en temas de decoración.

También se pueden sacar orquídeas raras, como es el caso de la Habenaria Radiata, o garza blanca, que son tanto caras como difíciles de encontrar. Sea cual sea la variedad que tengas puedes asegurar que servirá para darle un toque a tu jardín que ninguna otra planta podrá.

Vota este post

Deja un comentario