Jengibre rojo o Alpinia purpurata

La Alpinia purpurata, conocida más comúnmente como jengibre rojo, es una planta tropical originaria de Nueva Caledonia y forma parte de la familia de las Zingiberáceas. Se puede encontrar en cultivos domésticos, así como también en los jardines públicos.

Esta planta, en efecto, aunque se cultiva habitualmente en macetas, donde no suele sobrepasar el medio metro, también puede cultivarse en tierra abierta. Sin embargo las temperaturas deben ser particularmente suaves. El jengibre rojo también puede ser cultivado en el exterior, donde podría alcanzar incluso un metro y medio de altura.

La Alpinia purpurata está formada por un arbusto de hojas largas, brillantes y de color verde brillante, rígidas y puntiagudas y un tallo erecto. En el ápice del tallo hay una inflorescencia en forma de panícula. Sus flores son muy decorativas que florecen en primavera y están compuestas por brácteas de colores brillantes.

Asimismo de sus hojas rojas o rosa fucsia brotan pequeñas flores blancas. Estas inflorescencias rojas de jengibre son muy decorativas y también tienen un delicioso aroma: la planta es de hecho muy aromática y huele a jengibre.

¿Cual es el nombre real de la planta?

Alpinia purpurata, más conocida como Jengibre rojo.

Condiciones ambientales mas favorables para su cultivo

Esta planta con inflorescencias tan decorativas, encantadora y oloroso, te ha conquistado irremediablemente. Entonces debe saber qué el suelo más adecuado para el cultivo de esta planta, debe estar compuesto de tierra, corteza, materia orgánica y turba y debe ser blando y bien drenado.

¿Te interesa?  Mimosa: Características

jengibre rojo

El jengibre rojo suele crecer en macetas y de hecho se considera una planta de interior pero, en realidad, es muy resistente a los climas rigurosos. Esta planta es capaz de soportar incluso temperaturas cercanas a los 0°C.

Precisamente por esta capacidad de soportar el frío, la Alpinia purpurata también puede cultivarse en campo abierto en zonas donde los inviernos son bastante suaves. En cuanto a la exposición, el Jengibre Rojo prefiere las zonas luminosas o a lo sumo semisombras. Sin embargo, es importante que durante el día, al menos durante algunas horas, pueda recibir la luz solar directa.

Consejos y cuidados del jengibre rojo

Empecemos con las operaciones de riego: hay que regar la planta con regularidad pero teniendo en cuenta que debemos de evitar el estancamiento de líquidos dejando que el suelo se seque entre cada riego.

flor jengibre rojo

También es esencial que en caso de sequía prolongada se rocíe el follaje. Esto es importante sobre todo durante el invierno, ya que es precisamente durante este período que la calefacción de los apartamentos tiende a hacer que el ambiente sea excesivamente seco.

Riesgos del jengibre rojo

El jengibre rojo corre el riesgo de ser atacado en particular por parásitos como los ácaros y las cochinillas. En este caso puedes prevenir el problema usando un pesticida antes del comienzo de la floración.

Vota este post

Deja un comentario

error: Content is protected !!