Jazmín chileno o Mandevilla laxa

La Mandevilla laxa, conocida, más comúnmente, como Jazmín chileno, es una planta perenne que, a pesar de su nombre, proviene de América del Sur.

Existen alrededor de cien especies de plantas que pueden tener también características bastante disímiles. De esta manera pueden ser tanto arbustivas como trepadoras, así como hojas persistentes y caducas.

El Jazmín chileno, además, presenta el fenómeno de la heterofila, lo que significa que las hojas de la base tienen una forma ovalada, mientras que las más apicales tienen una forma lanceolada.

Las flores de la Mandevilla laxa, por otro lado, son flores con forma de trompeta, generalmente amarillas o blancas y más raramente púrpura, rosa y rojo. Son flores muy escenográficas cuya belleza se realza con un delicado perfume que recuerda al jazmín.

Nombre científico de la planta

Mandevilla laxa, comúnmente conocida como Jazmín Chileno.

jazmín chileno

Mejores condiciones para su cultivo

El ambiente ideal para su Jazmín Chileno es un suelo que consiste en partes iguales de tierra de jardín, turba y arena.

Es esencial que el suelo sea capaz de evitar el estancamiento de agua. En caso contrario puede convertirse en una gran amenaza para los Mandevilla.

Es posible también cultivar el jazmín chileno al aire libre, si se está en regiones con clima templado. Sin embargo, el mismo debe ser colocado en una posición protegida. Si, por el contrario, el lugar no tiene temperaturas tan cálidas, la planta debe colocarse de manera que le permita tener un período vegetativo de descanso. Por lo tanto el lugar debe ser cálido, aunque no demasiado.

¿Te interesa?  La Flor Pensamiento o Viola

El Jazmín chileno le teme a las bajas temperaturas y por eso, que con la llegada de los meses más fríos, debe refugiarse en un lugar con temperatura fresca y húmeda.

Asimismo la Mandevilla aprecia los lugares muy luminosos y en algunos casos la luz solar directa, si por el contrario, la planta se encuentra un lugar demasiado sombreado puede provocar en ella una abundante producción de hojas y una escasa de flores.

Cuidados del jazmín chileno

En lo que respecta al riego, es bueno tener en cuenta que el riego debe ser regular en verano y reducido en invierno.
También es importante, para obtener una mejor floración, proporcionar a la planta abono. El abono debe colocarse aproximadamente una vez cada 8-10 días en el período vegetativo de marzo a octubre, cambiando a por lo menos una vez al mes durante el invierno.

Factores que afectan la salud de la planta

jazmin chileno

Algunos parásitos y enfermedades podrían dañar el desarrollo de su planta. Para evitar esto debes estar muy atento a los cambios que se estén presentado, como por ejemplo:

  • Si las hojas se doblan en invierno: significa que la planta está expuesta a temperaturas demasiado bajas.
  • Si las hojas se ponen amarillas y se caen: El problema con tu Jazmín Chileno podría ser una podredumbre de la raíz o clorosis de hierro.
  • Si las hojas parecen extrañamente pegajosas: significa, con toda probabilidad, que la planta ha sido atacada por cochinillas o pulgones.

Deja un comentario

error: Content is protected !!