Heliamphora, la carnívora mas delicada

La Heliamphora es un género de planta carnívora, perteneciente a la familia de las Sarraceniaceae. Es una hierba perenne que crece en un rizoma subterráneo. El tamaño de sus hojas varía desde unos pocos centímetros hasta un metro y están enrolladas con los bordes fundidos.

La extremidad de la hoja pierde su forma original para convertirse en una trampa, con el fin de engañar a los pequeños animales convirtiéndolos en presas. Los diversos insectos son atraídos gracias a los colores fuertes, el néctar o el perfume particular y una vez que se encuentran en las ascidias, son absorbidos.

Las ascidias están llenas de agua y tienen la forma de cono. Además, en la superficie interior tienen pequeños pelos orientados hacia abajo que obligan a los insectos a llegar a las partes inferiores de la trampa.

Nombre de la planta

Heliamphora

Cultivos y consejos ambientales

heliamphora

La multiplicación de la Heliamphora se produce principalmente por división de los penachos. Es por ello que se recomienda separar sólo las plantas robustas, con ascidias adultas. Los penachos deben ser arrancados directamente de la base de la planta y enraizados en un lugar particularmente húmedo.

Esta planta carnívora es nativa de las tierras de Venezuela, Guyana y Brasil. En cuanto al tipo de suelo, para su cultivo y reproducción, es importante utilizar una mezcla de turba rubia de esfagno y perlita, asegurándose de que estén en partes iguales.

Por lo general, algunos cultivadores utilizan esfagno vivo, colocándolo en la superficie, para mantener fresco el sustrato subyacente. El suelo, en cualquier caso, siempre debe estar bien drenado.

¿Te interesa?  Nepentes

Asimismo necesita una exposición a lugares luminosos, también con sol directo, pero colocada en una ligera sombra durante las horas más calurosas y secas, durante la temporada de verano. En su hábitat natural, la planta crece con mínimos nocturnos de 0/10 °C y máximos diurnos alrededor de los 25 °C.

Es recomendable que durante el cultivo, se mantengan estas temperaturas, con el fin de obtener especímenes lozanos y saludables. Por lo tanto tolera bien las disminuciones de las condiciones térmicas incluso hasta 5 °C. Sin embargo es importante no exponer la planta a largas condiciones heladas.

Cuidados para la Heliamphora

Esta planta debe ser regada, con agua destilada o de lluvia, cada dos o tres veces por semana, prestando atención a no crear molestos estancamientos de agua, pero permitiendo que el moho esté húmedo durante todo el año. Ademas es recomendable también la vaporización diaria.

Por lo general, las plantas carnívoras no necesitan fertilización, sin embargo, la Heliamphora no parece despreciar un tipo de fertilizante líquido para ser diluido en el agua de riego. El fertilizante ideal es el que se utiliza generalmente para las orquídeas, cuyas dosis deben reducirse en comparación con las recomendadas.

Causas de enfermedades

Como toda planta la Heliamphora no es inmune al ataque de algunos parásitos, como la cochinilla. Este molesto parásito es responsable de que la planta cree un gran número de manchas oscuras que se extienden por toda sus hojas.

Para deshacerse de ellas, es aconsejable utilizar un algodón impregnado de alcohol y frotar suavemente las hojas, sin embargo, si el daño es particularmente extenso, se puede utilizar un pesticida específico.

¿Te interesa?  Cephalotus

Entre las enfermedades más comunes se encuentran las de origen fúngico. Por lo que existen enfermedades de la parte aérea y las que afectan al aparato radicular.

Deja un comentario

error: Content is protected !!