Brocchinia reducta, una especie rara

La Brocchinia es una planta carnívora, perteneciente a la familia de las Bromeliáceas. No es excesivamente grande, pero alcanza unos treinta centímetros de altura. Las hojas son muy anchas, lanceoladas y coriáceas, utilizadas para la recolección de agua de lluvia.

Esta planta produce tallos de casi un metro de altura que se ramifican, y de aquí salen docenas de pequeñas flores blancas compuestas de tres pétalos. Los insectos son atraídos por el olor dulzón que emana la planta y quedan atrapados en las hojas, provistas de una sustancia cerosa.

La brochinia no es capaz de producir enzimas digestivas, por lo que la tarea de digestión la realizan las bacterias simbióticas que viven con ella. Sin embargo, absorber los nutrientes, resultado de la digestión de las presas.

La planta se multiplica por siembra: las semillas deben ser estrictamente frescas y sembradas en una mezcla de turba, perlita y esfagno colocada en la superficie. Otra forma de reproducir la Brocchinia es a través de la división de los penachos, que se considera mucho más rápida.

Índice
  1. Nombre científico o común de la planta
  2. Condiciones ambientales
  3. Cuidados de la Brocchinia
  4. Enfermedades, plagas y adversidades

Nombre científico o común de la planta

Brocchinia

Brocchinia sus cuidados y condiciones ideales

Condiciones ambientales

Flor de brocchinia es nativa del sur de Venezuela y Guayana. En la naturaleza prefiere un tipo de suelo suelto y muy drenante, por lo que se recomienda utilizar turba de esfagno y arena silícea en una proporción de 40% y 60%.

La planta prefiere la luz solar directa, pero durante los meses más cálidos es mejor ubicarla en una zona ligeramente sombreada. Para aquellas plantas que crecen en el sur de Italia, es aconsejable que el ejemplar esté protegido del frío.

¿Te interesa?  Roridula, una planta carnívora

Por lo que se recomienda colocarlo junto a una ventana luminosa, posiblemente expuesta al sol. La Brocchinia puede tolerar cambios repentinos de temperatura, pero es necesario asegurarse de que las condiciones térmicas nunca bajen de 10 °C.

Cuidados de la Brocchinia

En lo que respecta al riego, es aconsejable dejar siempre el sustrato húmedo y utilizar únicamente agua de lluvia, desmineralizada o destilada. Asimismo el platillo debe llenarse de agua, una vez evaporada esa agua debe volverse a llenar.

La brocchinia, como la mayoría de las plantas carnívoras, no necesita ser fertilizada. Esto se debe a la capacidad para atrapar insectos, los cuales satisfacen las necesidades nutricionales que requiere, para tener un desarrollo saludable y fructífero.

Enfermedades, plagas y adversidades

Enfermedades, plagas y adversidades de la brocchinia reducta

Aunque la planta se alimenta de insectos, no es inmune al ataque de parásitos como los áfidos y las cochinillas. Estas últimas dañan las hojas de Brocchinia, causando manchas oscuras y haciendo que las hojas se vuelvan polvorientas.

Para deshacerse de ellos, es aconsejable utilizar un algodón impregnado de alcohol y frotar suavemente la parte lesionada. Si embargo si la infestación es demasiado extensa, se recomienda utilizar productos específicos, fácilmente disponibles en el mercado.

La Brocchinia también puede estar amenazada por la presencia de moho gris, es decir, Botrytis cinerea. Esto ocurre sobre todo en condiciones de frío, humedad y mala circulación del aire. Por lo que es aconsejable limpiar o quitar las hojas dañadas y aumentar la ventilación, pero si estas operaciones no son suficientes, debe utilizarse un producto comercial específico.

TAL VEZ TE PUEDA INTERESAR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir