Bacopa o Brahmi

La Bacopa es una planta acuática perenne perteneciente a la familia de las Plantaginaceae, no tiene dimensiones particularmente grandes, en su mayoría alcanza los veinticinco centímetros de altura. La Bacopa se utiliza a menudo para embellecer acuarios, tiene tallos erectos, finos y carnosos. Mientras que las hojas son más bien de color verde claro y muestran una forma casi redonda con un contorno lineal sin estrías.

Si la planta no se cría bajo el agua, produce flores blancas o azules y violetas, están formadas por cuatro o cinco pétalos y cinco sépalos, se desarrollan solitarias o en pares y muestran un aspecto muy delicado.

Como se cultiva la bacopa

La multiplicación de la Bacopa o Brahmi se puede hacer sembrando o cortando. En el primer caso, las semillas deben ser colocadas en el semillero al comienzo de la temporada de primavera. Una vez que estas nuevas plántulas hayan alcanzado una altura de quince centímetros, pueden ser sembradas.

En el caso segundo caso, el tallo de la Bacopa debe ser cortado y plantado en un recipiente, donde se obtendrán nuevas hojas y raíces.

Nombre

Bacopa

bacopa

Condiciones ambientales para la bacopa

Al ser una planta acuática y para desarrollarse al máximo fuera del agua, necesita un tipo de suelo pesado, húmedo, arenoso y muy drenado, posiblemente rico en materia orgánica.

Por el contrario, para ser cultivada en el acuario necesita un suelo rico en sales minerales y sustancias ferrosas mezcladas con arena y colocadas en el fondo.

Asimismo esta planta puede tolerar la exposición tanto a lugares soleados como a la sombra. En general no le teme al frío mientras el agua en la que se inserta no se congele.

¿Te interesa?  Nenúfares, plantas acuáticas con flores

Es preferible que se siembre completamente sumergida, o que se coloque en las orillas de los estanques o ríos con agua fresca y clara. Mientras que no recomendamos los estanques bajos que se calientan mucho en los meses de julio y agosto.

Cuidados y fertilización de la bacopa

La Bacopa necesita ser regada con frecuencia, aproximadamente cada semana, ya que la tierra debe estar completamente húmeda, sin estancamiento de agua. De igual manera si la planta se cultiva en macetas, el suministro de agua puede reducirse a cada veinte días.

La fertilización de la Bacopa no es necesaria, sin embargo es posible añadir al agua de los riegos, un abono específico para este tipo de plantas. Asimismo es aconsejable realizar la operación durante el período vegetativo, aproximadamente cada veinte días.

Un elemento muy importante para el desarrollo de las plantas en los acuarios es el dióxido de carbono. Este componente deberá ser suministrado continuamente mediante dispositivos específicos, ya que en casi todos los acuarios normales es insuficiente.

Adversidad

La bacopa no suele ser particularmente propensa a los ataques de enfermedades o parásitos; sin embargo, no debe excluirse el tratamiento preventivo con insecticidas y fungicidas. Es aconsejable hacerlo con la llegada de la primavera y antes de que los brotes sean demasiado grandes.

Deja un comentario

error: Content is protected !!